Grandes machadas del western: Los odiosos ocho.

Gran machada: “Aún estoy aquí, moreno de mierda”.

El misterio resuelto está. Ya han puesto las cartas sobre la mesa. Bueno… más bien, están hablando sobre varios puntos del trato. El dinero a recaudar. Los muertos tirados en el parqué. Y el precio sobre sus cabezas.

La matanza. El tiroteo está que arde hasta que se le acaban las balas Mayor Marquis Warren. Agoniza y habla en slow motion. Tralla con balas cada una de tus neuronas. Mannix es un rebelde traidor o un traidor rebelde, añádele las diferencias raciales que mantiene con Warren. A la postre, Daisy envenenando, enrareciendo el ambiente. ‘Voy a sentarme que estoy moribundo’, “¡Cálmate!”. 

Samuel L. Jackson haciendo caquita y desangrándose por el mismo orificio.

Empieza otro speech tarantiano. Anteriormente tuvimos, uno titulado ‘Pollas negras, bocas blancas’.

La puta diabólica (el reverso de Zapatero) uniendo lazos con la pulserita de la amistad. Gran talante, mejor negociadora. “Ahora tendría que haberme meado en los pantalones, ¿no?”. Acento paleto explotando tímpanos.

Chris Mannix se levanta de la silla, “la puta que parió” y que se calló, le recuerda el veneno en el café a Daisy Domergue. Avanza con el taca-taca hacia ella. ‘Lávate la cara que tú no echaste las higadillas’. No se traga ni una de sus mentiras. Samuel L. Jackson, como Pepito grillo, hace coros.

Hay que cortar por lo sano. Zanjar pronto. Chris cae redondo al suelo. El eunuco de Samuel sigue postrado en la cama no se levanta ni la verga. En el otro lado, Daisy le corta el brazo-horca a John Ruth. Hay que coger la pistola de Chris y sobrevivir. Matar al otro.

La muerte le sopla su aliento en las narices de Samuel, Steven, Warren o cómo coño le queramos llamar. Le chilla cosas de blancos al sheriff Mannix que está inconsciente para que reaccione.

Convaleciente, rebufa el sobreesfuerzo. Ríen a la par con la misma risa histérica.

Publicado en Grandes machadas | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Grandes machadas de series: Daredevil 2×13.

Daredevil 2×13 – Una noche fría en Hell’s Kitchen.

Gran machada: “Y esta vez hijo puta de mierda… no te levantes”.

Ya murió en la primera temporada, ardiendo en llamas; y en esta segunda, hemos perdido la cuenta. ¿Dos?, ¿cien mil?.

Tieso como una momia. Está en el suelo después de ser lanzado de un edificio de cinco pisos, mínimo. Abre los ojos. Tan tranquilo. Se incorpora. Respira. Acidez en el estómago. Tiene que aparentar dificultad. ¡Coño, qué ha muerto!. Chuuummmm. La noche de los muertos vivientes. Se da la vuelta, dispuesto a dar su paseo nocturno y le clavan una katana en el corazón. Y para rematarlo, Stick le da el certificado de defunción, corte oblicuo, y al cuello.

De siete palabras, tres son improperios, espuma que echar por la boca. Y en la última frase, saca su toque zen.

Ni el bonachón de Daredevil ni la asesina Elektra ni el descerebrado The Punisher, al final le ha dado boleto el maestro que viste canas.

Publicado en Grandes machadas | Deja un comentario

Grandes machadas del cine de acción: Operación U.N.C.L.E.

Gran machada: “¿Cree que la he iluminado?”.

Para que se ponga al aparato, le dice que ha matado a su marido -y eso que le puso los cuernos con él, Napoleon Solo- y que murió lloriqueando. Ella le relata su venganza y plan. Y él responde que su plan tiene un defecto.

“Ilumíname”.

“Mientras me hablaba de lo peligrosos que son, hemos localizado su señal de radio”.

“Ahora tenemos su posición”. Hugh Grant y el capitán del barco nos explican los detalles . Victoria se marca un farol con pedruscos en los dedos.

“No he terminado. El dispositivo de acoplamiento que tan consideradamente nos han dejado en la ojiva señuelo, tiene un radio de error de 3 metros”.

La chica recuerda un pasaje en la que el colega científico de su padre explica los entresijos de la bomba (Pista nº1: Acoplador) en el laboratorio del profesor Beakman.

“Esa ojiva aunque no sea nuclear haría saltar por los aires, sin problema, un barco de pesca de tamaño mediano”. (Pista nº2: Maqueta de El secreto del Unicornio). “La susodicha ojiva se ha lanzado…” (Pista nº3: FUEGO) “…hace 45 segundos”. Hugh Grant hace la señal a lo Julio Iglesias, o en su defecto, más al estilo, ‘Notting Hill’ o ‘Love Actually’.

Prueba nuclear en Haití. Cohete vaaaaaaa. Uuuuuoooohhhhh. Sorpresa.

“Lo que le da unos 30 segundos hasta el impacto”. Un marinero hace el salto del ángel al océano. “No hará detonar la ojiva nuclear ya que eso requiere fusión”. 2, 3… hombres al agua. “Así que, si quiere cumplir lo que ha jurado, le sugiere que abandone el barco inmediatamente”. Victoria piensa ‘lo veo’. Me lo voy a comer entero y de lleno.

Ñiuuuuu… Booom Kaboom. Fuegos Artificiales. Haz de luz.

Patidifusa, agarrando el auricular. Finaliza el discurso con la gran machada. Napoleon Solo tienes el reconocimiento de Hugh “Muy bien” Grant. Ruta de picos pardos.

Publicado en Grandes machadas | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Grandes machadas de las series: The Walking Dead 6×09.

The Walking Dead 6×09 – Sin Salida.

Gran machada: “¿Nos podéis abrir?. Gracias, amigo”.

Vez tropecientas mil que Gleen está al límite. Acorralado y solo. Detrás el muro. Delante la horda de zombis aglomerada como en la hora punta del metro de Tokio (y uno empujando), como en las rebajas de El Corte Inglés o como la muchachada believer en el hotel de su ídolo del pop/rock. Empuja que empuja, dispara que dispara. Maggie berreando desde arriba en el torre-altar. El aliento de la muerte está cerca… y suenan unos balazos. El martillear de dos automáticas resuenan. Los caminantes desplomándose a sus pies. ¿Qué será lo que tienen  los sesos del coreano, mami?

El pelirrojo y su amiga afroamericana salvándole y no le rozan ni un pelo a su compañero. “Gracias, amigo”. Da por hecho que le va a abrir la puerta, sea cual sea, y más vistas las circunstancias. Sonrisita que te crió. Vacilando voy, gran machada viene… y no acaba ahí la cosa.

Caos absoluto, pero a salvo. Gleen se sube al camión. Daryl le pregunta que ha pasado y su respuesta a su cuarta, quinta, sexta… vida: “yo acabo de llegar”. No me vaciles que te pego con la ballesta. ¡Ups!, que me la robaron.

Publicado en Grandes machadas | Deja un comentario

Grandes machadas del western: Arma joven.

Gran machada: “Recoge lo que sembraste, hijo de puta”.

Han caído en la encerrona. Están atrapados en la casa. Afuera les esperan los hombres del malo y el séptimo de caballería.

 

Billy el niño se ríe hasta de su sombra. Le importa un carajo arrastrar a sus amigos a una muerte segura, que destrocen la casa, que los tiroteen sin descanso o les vayan a quemar los pelos del culo.

El espectáculo debe continuar. Montan el teatrillo. Quejidos y lloriqueos. Tirando mobiliario y utensilios de casa a la calle por la ventana, que si uno se ha dado a la fuga o se ha ido a comprar tabaco. Una opereta sobre el desalojo de una infidelidad hasta el baúl de los recuerdos. ‘Arrebú’.

A la desesperá. A lo loco. Tiroteo final. Gritando. ¡Qué viene el coco!. ¡Me meo y no llego!.

Más slowmotion que plomo. 2 horas para caer, ya no menciono morir, que si hieren a Billy y matan a tres de los suyos.  Venganzas cumplidas. Dando carpetazo a rencillas del pasado. Todos huyen. Ametralladora Gatling que fulmina al más inocente de la película. El típico pringao y con bigote de añadidura.

El malo es un bocazas “ya acabó todo”. Callar te hubiera salido más rentable. Billy regresa. Se ha olvidado cerrar el paso del gas, las llaves del coche o la cartera.

Duelo de jetas. Zoom adentro hasta la campanilla con esputos. Varias piruetas y batidas de la danza clásica. “Terminó la guerra”. Tiro en la sien. Peonza derrotada.

Ahí os quedáis. Me las piro

Publicado en Grandes machadas | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Grandes machadas de series: Orange is new black 3×06.

Orange is new black 3×06 – Ching Chong Chang.

Gran machada: “He vuelto”.

Pasamos de la matanza asiática con “Rebel Gil” de Bikini Kill a los fogones de la cárcel. ‘Red’ entra pavoneándose al lugar que fue suyo, que dominaba. Busca la complicidad de su amiga la muda con una mirada y una mueca. ‘Mírame, hostia’. Hace un movimiento de cabeza, y asiente: ‘el delantal, esclava’.

Las sudamericanas acojonadas al verla. Se viste el delantal. Se lo ata por detrás. Enviando ondas de poder femenino y reluciendo ovarios. Da un giro como si estuviera bailando. ‘Aquí estoy. Os vais a cagar’. Encarada a Gloria. Movimiento final de la chulería y deseando liberar lo que se guardaba desde hace tiempo “He vuelto”… a fregar platos y pelar patatas.

Publicado en Grandes machadas | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Grandes machadas de series: Penny Dreadful 2×10.

Penny Dreadful 2×10 – Y eran enemigos.

Gran machada: “No subestimes nunca el poder de una reina con un pelo precioso, querida”.

Mientras al resto de sus compañeros están sufriendo lo indecible con los problemas internos que acarrean, a él sólo le están asfixiando con una mano. Levantado del suelo. Contra la pared. Con los pies colgando en el aire. Y el último aliento a punto de escapársele de la nuez, va a despedirse de este mundo con la desagradable visión de una mujer desnuda, calva y con marcas demoniacas en la piel.

Hay que acabar pronto. Disparo en el pecho. Impacto sorpresa. Le apunta con la pistola. La bruja malherida, retrocede. Contenido, con desprecio y una poca de mala baba en el “querida” le marca la bala en la frente. Muerta.

El egiptólogo Ferdinand Lyle es así. Repeinado y relamido en su tupé de laca, su bigote enroscado y su perilla viperina. Un hombre que es pura tendencia londinense.

Publicado en Grandes machadas | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario