Grandes machadas del cine de acción: Iron Man.

Gran machada: “No la cuelgues en tu myspace. Con la paz de los hippies no. No, no es una broma. Sí paz, me encanta la paz. Con la paz estaría en paro”.

Dos soldados americanos están de comadreo con Tony Stark en el interior del carro de combate que les lleva por Afganistán. El que está en el asiento del copiloto será el responsable de captar la imagen para la posteridad y el ego de su compañero que quiere hacerse una foto con el hombre del momento, el personaje público que se está tomando un whisky con hielo a su lado.

Las redes sociales importunando como siempre, por eso, Tony Stark no quiere que cuelgue la fotografía en internet. Myspace. Después le hace el símbolo de la paz, de los hippies y el Woodstock del año 69. También se niega, aunque esté de cachondeo ya sea porque es su forma de ser o por evitar dar mala imagen ante sus locas admiradoras. Para terminar sincerándose contando la dualidad que vive en él; rechazamos la violencia y el uso de las armas, pero oscuramente el mundo, la triste realidad fluctúa en los instintos primarios del hombre, los intereses políticos-económicos y cómo salvar la humanidad.

A partir de ahí, empieza el resurgir de la figura de Tony Stark si pudiera crecer más la autoestima que se tiene sobre si mismo con la aparición de Iron-Man.

De inventor a empresario, entre magnate y mercenario postmoderno, hasta convertirse de superestrella a superhéroe.

La máquina carece de importancia. Es la herramienta, el accesorio, el complemento perfecto, el traje o el arma necesaria para derrocar al mal y salvaguardar el bien. O lo que es lo mismo, matar al villano de turno y mantener los ideales democráticos actuales (sueño americano).

El hombre que se enfunda la armadura lleva el peso de la trama. Parecido y diferente a Bruce Wayne del universo DC. Personas corrientes y molientes sin poderes sobrenaturales o hiperdesarollados, que utilizan la almendra para crear mediante la tecnología el método de combatir el crimen; donde el murciélago difiere del hierro, que siempre está disponible cuando debe prestar los servicios, en el entorno circunstancial cuando duerme de día y actúa de noche.

Tony Stark es un charlatán, un seductor, un egocéntrico encantador y un viva la virgen que puede permitírselo, que unido al actor Robert Downey Jr., que interpreta al personaje suma un plus de genio loco porque su pico de oro le da alas ante el mundo.

Arrastra consigo a todo quien se le pone por delante con su sola presencia. Un dandi. Te atrae llevándote al terreno que más le interesa dependiendo de seas hombre o mujer, adulando y enredando según le convenga tratar aspectos empresariales, monetarios o tener una relación esporádica con el último ligue de la noche. La palabra es su arma. Charloteando como quien no dice nada porque lo significativo es como se dice. Al fin y al cabo, si no le queda más remedio que impartir justicia, Iron Man está en casa. Si hace falta se lo pone, dispara cuatro tiros por aquí, dos bombas por allá y vuelta a la normalidad, como mucho hola y adiós al que acaba de matar, para qué va a decir más si con repartir hostias como panes tiene la vida resuelta, y así la población puede volver a sentarse en el sofá a ver la caja tonta.

Acerca de JrdGarz

De todo un poco.
Esta entrada fue publicada en Grandes machadas y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s