Grandes machadas del cine de acción: Cuenta conmigo.

Gran machada: “Tal vez sí o tal vez no”.

¡Vaya panda de fracasados!, disputándose el cadáver de un chaval en mitad de la nada Dos bandas de un pueblo de unos 1.280 habitantes para hacerse famosos. Habrá espacio suficiente para los dos, ¿o sólo puede quedar una?.

La frase es rutilante. Tópica, tópica. Si no fuera por la interpretación, la situación y los diálogos que la acompañan, con la antológica “bésamela porque la tengo gorda, chorizo barato” que la secunda un doblaje de juzgado de guardia. Un tema que no comprenderé jamás.

Y el final se coge por los pelos o no, las barbas cuando, la panda de los mayores estará entre 18 años para arriba, son por lo menos 6 y van con una navaja y en el otro bando, chuleando con esas frases de órdago y una pistola. Tienen 12 años.

La vida es como el instituto. Estereotipos, hormonas, aburrimiento clanes, grupos, lucha de clases, los novatos y los matones. Recubierta con una capa gruesa de falsedad y chulería, porque las personas carecen de cualquier tipo de valor, sino que lo importante es cómo conseguir lo que uno quiere sin menospreciando, ridiculizando y arrastrando por el barro a quién se te ponga por delante. La manera más sencilla de lograrlo es soltar el primer chascarrillo que se te pase por la cabeza, aunque sea la estupidez más grande de la historia, ya sea una vacilada de patio de colegio o una onomatopeya gutural, que no tenga sentido, que además no dé argumentos ni reporte nada a la conversación, que quiera expresar lo menos posible, y si con ello, consigues que tus colegas se partan la caja o sonrían con una mueca, eres el rey del mambo. El que corta el bacalao.

Añadámosle, la disputa por un cadáver entre las dos bandas, que torna la situación más ridícula si cabe. El macarra Axel lleva un cuchillo mariposa que amenaza a los renacuajos, a los cuatro amigos, y el que no se achanta es Chris que aguanta la embestida con compostura sin dar un paso atrás por el miedo o por el valor loco.

En un principio era un cara a cara. Un duelo. El gallito contra el que se opone a rendirse. Ése que le planta cara y que poco a poco se encuentra más vendido por los amigos que han salido por patas. Los planos del director querían hacerlo desaparecer, pero el espectador saber que está ahí, que aparecerá en el momento justo, el que sabemos que es el momento exacto para hacer la aparición estelar. Para darle fuerza al desenlace final, le ponen una pistola en sus manos. Lachance respalda a Chris, apuntando con el arma a Axel y para hacerle callar suelta como tiene su entrepierna para un mocoso de 12 años, como si tuviera algún valor, pero al menos le cierra el pico, con lo de chulo barato, quitándole la careta y ridiculizándolo ante los miembros de su banda, porque hasta él mismo lo sabe. Cuando sea mayor, un verdadero adulto, terminará siendo un vulgar proxeneta, un delincuente de medio pelo, Jack Bauer o acabará con su culo en la cárcel.

Lachance también sabe que ha sacado los pies del tiesto, que no tampoco es que venga a cuento su frasecita, sino que Axel no se toma muy en serio que vaya a dispararle; sin embargo, Chris Chambers siembra la duda con la ambigüedad del tal vez afirmativo y el tal vez negativo. Puede ser como una ruleta rusa, puede que te toque a ti o le toque a otro, lo que está claro es que es mejor no arriesgarse. Quizás un movimiento en falso, los temblores de Lachance cogiendo la pistola o un instante de insensatez le lleven a apretar el gatillo, y a saber dónde irá la bala.

Seguramente no sepan que les depara el futuro, dentro de las inseguridades y suposiciones que puede tener alguien respecto sus sueños, deseos y esperanzas siendo un niñato, estando en la edad del pavo. El único que lo tiene claro es Lachance, que quiere ser escritor. Son chavales. No está en sus planes morir.

Acerca de JrdGarz

De todo un poco.
Esta entrada fue publicada en Grandes machadas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s