Grandes machadas del cine de acción: Dos policías rebeldes 2.

Gran machada: “No. Está claro que esto es el Plan C”.

Si el Plan A era entrar en Cuba, colarse en la mansión del malo malísimo Héctor Juan Carlos “Johnny” Tapia (Jordi Mollà) y liar el taco a base de tiros, explosiones y la jodienda contra el ejército del General Santos de complemento y quien se te ponga por delante, sean los tuyos, los suyos o los otros, mediante la frase hecha visado a territorio comunista: “Eh Marcus, mi hermano Tito vive en Cuba. Está un poco loco; pero tiene amigos en la resistencia. Armas, hombres, un piso franco y lo que necesitemos”. ¿Quién está más loco?. ¿Los Delta?. ¿Quién es el estúpido?. ¿Hay un retrasado?. ¿El director?. Combinando humor americano con el dramatismo épico de “Cabalgamos juntos. Morimos juntos. Rebeldes para siempre” en boca de Will Smith.

Entre vaciladas, desconocimiento absoluto del Plan B e improvisar al tuntún la huída para etiquetarte con un post-it en la cara, que la B de burrada es salir echando leches de allí: entrar por el comedor y salir por la puerta sin incluir la peazo ametralleta.

Bien simple no creían que salieran con vida del Plan A.

Por lo que con una flor en el culo como talismán: “me la juego, me la juego”, se arrojan (Will Smith, Martin Lawrence, Gabrielle Union y el reenganchado Reynaldo “¿Tito, qué haces tú aquí?” Gallegos) con un hummer por una ladera repleta de barracas de traficantes y gente humilde. Arrumbando. Destrucción, fuego y ceniza a su paso. De paso, también se cargan el laboratorio de fabricación de la droga, porque son buena gente y piensan en el bienestar.

El vehículo ni vuelca ni una mísera vuelta de campana hasta llegar a territorio americano. Lleno de minas. ¡Cómo la vida misma!.

Después de cargarse las favelas de los pobres, llevarse los tenderetes, machacar la escasa comida, pisotear la ropa recién lavada, cachondearse con el recuento de balas y la evidencia ridícula “Dios, le han dado”, si te acaban de decir que ha recibido un disparo en la cadera; Michael Bay prometería al poblado que les construiría al menos unos chalecitos en una bella urbanización. No era cuestión dejarles con una mano atrás y otra delante.

El tándem Marcus Burnett/Martin Lawrence – Mike Lowrey/Will Smith sigue a lo suyo riéndose del peligro en la misma cara de la muerte. El primero suelta “¡Joder!. ¿Esto aún es el plan B?”. 

Volvemos al principio. Reiniciando. Si el plan A era entrar en la casa, el plan B improvisar la huída… ¿qué es el Plan C?, ¿qué es la C?. La machada de Will Smith es la respuesta a la pregunta de Martin Lawrence. ¿Un Michael Bay?. Arrasar con la vida.

Larga vida a los extras.

Acerca de JrdGarz

De todo un poco.
Esta entrada fue publicada en Grandes machadas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Grandes machadas del cine de acción: Dos policías rebeldes 2.

  1. Daniela Campos dijo:

    “Dos policías rebeldes” es de mi películas de acción favoritas, me gusta por los efectos que tiene, por la historia pero principalmente por la presencia de Will Smith, por ello cada que puedo la veo en HBO GO Online porque es súper cómodo verla desde casita por la computadora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s