Grandes machadas del cine acción. El Capitán América: El primer vengador.

Gran machada: “He noqueado a Hitler unas 200 veces”.

El proceso de transformación de Steve Rogers a Capitán América tiene que ver con la calidad humana y los actos del hombre.

Steve Rogers es un enclenque, un tirillas que intenta colarse como buenamente pueda en el ejército del tío Sam, I want you, sea falseando los datos de identificación o soltando un discurso sobre valores americanos para poder ser admitido y combatir en la Segunda Guerra Mundial. No por matar nazis ni por la gloria ni por conquistar a la chica, sino porque es una persona de gran corazón. Buena gente.

El Capitán América es el símbolo de Estados Unidos. Empieza como la ilusión del pueblo por salvar la vida de un niño y eliminar un espía del Tercer Reich. Tomado como un héroe para levantar el ánimo del país.

Sin embargo, los cabecillas no le ven ninguna utilidad en el ejército, excepto como representante propagandístico del sueño americano. De la supremacía capitalista contra el nazismo. De la victoria frente a la derrota. Ensalzar la figura del soldado americano de cara al público.

Va de una punta a otra de Estados Unidos, recorriéndolo a lo largo y ancho acompañado de bellas coristas, haciendo paradas en los teatros de los pueblecitos para contar la historia de cómo vencieron a los alemanes. Alistando a más civiles para formarlos como soldados. Bailando, soltando el discurso, enseñando las dotes de las chicas y ondeando la bandera de barras y estrellas.

Él de alguna manera se siente completo porque al menos se encuentra servible a la patria; aunque no es como le gustaría ayudar a los suyos, a los americanos. Le han dado el traje, el escudo y el guión que leer, porque los valores ya venían dentro del envase.

Durante la representación del número musical, el Capitán América termina la actuación  asestando un puñetazo en la jeta de Adolf Hitler.

En el campo de batalla, en tierras ocupadas, se entera que han capturado a su amigo Bucky, entre otros hombres. Allí choca con dudas existenciales porque descubre que sigue igual que antes, que nada ha cambiado de cuando era un hombre normal, corriente y moliente, de qué le vale tener músculos hasta en las pestañas, ser superfuerte y superrápido, incluso haber pegado el estirón, sino hace lo que quiere. Luchar contra el mal, contra aquello que cree que está mal.

Decidido a llevar la contraria a los superiores y a lo establecido, atraviesa las líneas enemigas para infiltrarse en la base enemiga. Un golpe por aquí, un nazi volando y en un pispás está salvando a los aliados encarcelados. Libera a todos.

Esa gente está curtida en mil batallas. Ha vivido los males de la guerra. Han convivido mano a mano la muerte, grandes momentos y secretos, la marcha de sus compañeros y amigos de armas. Se conocen los unos a los otros. Saben de que pasta están hechos.

Por contra, no han oído hablar en la vida del Capitán América. Deliberan entre la tomadura del pelo y la incredulidad. Engrifados. Necesitan referencias, que les pase el currículum. Confiar en el salvador.

Uno deja caer la pregunta “¿sabes lo que haces?”. Él está convencido de sí mismo. Tiene seguridad. Cree en él. Es un superhéroe. El bautismo de guerra es la machada. Para empezar con buen pie.

Es cierto. Ha pateado el culo de Adolf Hitler muchas veces. Doscientas veces, número arriba, número abajo. A un Hitler falso, un actor que parodiaba al dictador; pero no hay nada mejor que chulear para ganarse el respeto de los demás. Hay que ser aceptado antes que ser un Don Nadie.

Acerca de JrdGarz

De todo un poco.
Esta entrada fue publicada en Grandes machadas y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s