Grandes machadas del cine de acción: The International.

Gran machadas: “No me jodas ahora”.

Museo Solomon R. Guggenheim de Nueva York. Construido por el arquitecto Frank L. Wright, el más representativo con el de Bilbao por su cinta blanca enrollada y la rampa helicoidal, que da vueltas y vueltas como en ‘Vértigo’ de Alfred Hitchcock. Nada de escaleras. Fuera barreras arquitectónicas. Una especie de escalera de caracol.

Clive Owen sabe que si no es por el otro, no sale del Guggenheim. El que ha intentado matarle en varias ocasiones en el pasado, el que atropelló a la rubia y el que acabó con su amigo al principio de la película.

En cierto modo, había que justificar la localización y la escena que se nos viene encima.

Aparte de arte, el recinto también expone matones, corrupción, mercenarios y panolis. Entra escoltado por dos policías. Los detectives Iggy Ornelas y Bernie Ward.

Antes de ubicarse, orientarse y donde se encuentre hallado han vaciado dos cargadores.  Louis Salinger está o parece que está de visita en el museo, porque el policía con sobredosis de donuts se desangra como un cerdo encima de él, el asesino tiene cuatro balazos en el pecho y la munición enemiga es inagotable. A su bola.

Por si acaso, una bala le roza la oreja para decir que se ha ensuciado las manos

La muerte está reenganchada al hombro de Clive, Suerte que cuando crees que no tiene escapatoria, por patán e inútil, que van hacer una obra de arte con su sangre en el mural; el asesino lleva un chaleco antibalas.

¡Vas a morir!. Clive no, The Consultant (Brian F. O’Byrne) seguro.

Allí está Louis Salinger, un tipo normal y corriente, que no ha pegado un tiro en su vida, chupando rueda del mercenario cualificado. Sobreviviendo como las ratas, poniendo en juego a otras personas con el único fin de salvar el pellejo.

A mitad de camino, le tumban de un tiro. Ha perdido el escudo humano. Louis Salinger sabe que sus probabilidades de supervivencia acaban de disminuir un 99% sin el otro. Hacer lo que sea.

Los que están a punto de dejar este mundo, no cuentan. Clive Owen está desolado. Las balas suenan por el edificio, zumban sobre su cabeza. Le acaba de dejar tirado. Está acabado. Se ve incapaz de salir del museo si no es en una bolsa de plástico. No puede desfallecer. ¿Sacarse las castañas de fuego?, ¿le echará un par?. Sigamos soñando.

Reproches a la vista. Bronca al canto. Muriéndose y hostia en la cara. No vale dormir. Despierta. Levántate. Ayúdame que para algo te pago, que me lo merezco, que yo soy el protagonista y tú un secundario de los secundarios… Nada de eso. Por obligación, porque Louis Salinger (Clive Owen) ordena y manda.

The Consultant es el responsable de que esté metido hasta el cuello. Te ha hecho la vida imposible, le necesitas y aquí no se muere nadie hasta que no me tome mi cappuccino italiano, me refresque el aire acondicionado y termine acostándome con Eleanor (Naomi Watts). Cuando cumplas el encargo, entonces tienes permiso para morirte; pero tú.

Finalmente, consiguen salir sin ver una maldita obra de arte. Incultura al máximo. El hijo puta del mercenario arrastrándose, haciendo cargar al bueno de Louis con todo su peso, manchándole de sangre y como no merece menos el pobre desgraciado, le deja tirado cerca del mirador de un río.

La despedida The Consultant “Te lo dije… Jamás permitirán que me cojan”. Balbuceo agónico. Aggghhh-tragamiento. Le mira detenidamente. No me digas que ha muerto. De propina, le estrangula y le arrea unos cuantos puñetazos en el tórax, cerca de las dos heridas de bala,  para incrustárselas profundamente, que todos sabemos que es un buen remedio para la resurrección.

Acerca de JrdGarz

De todo un poco.
Esta entrada fue publicada en Grandes machadas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s