Grandes machadas del cine de acción: Las dos torres.

Gran machada: “El sol se alza rojo. Se ha vertido sangre esta noche”.

Hace una parada durante la marcha. Media maratón, maratón y triatlón. Mira contrariado hacia el cielo rojizo, sé hace el interesante y se marca el flipamiento general. Corriendo como posesos detrás de los orcos de Saruman y Sauron. Descansar, hacer un piscolabis o un kit kat no es una opción. Acechando, pisando los talones a los Uruk-hai por las extensas estepas, tierras de cultivo, angostas montañas y frondosos bosques.

Agotados.

Larguísimos planos estirando la persecución, la carrera eterna y el viaje a ningún sitio. De verlos, pasando fondos de escritorio de paisajes, a cualquiera le entran ganas de apuntarse más de un mes a un gimnasio, seguir una estricta dieta o beberse un Gatorade. Salvar a los hobbits Merry y Pippin.

De tres días a menos de un día. Recortan diferencias. Echando carreras. Ni les huelen de lejos. El humano captura Hojas de Lórien. El elfo con vista periférica. El enano echando el bufo, torpedeando y respirando.

El CSI “¿Qué asuntos traen a un hombre, un elfo y un enano a La Marca?. ¡Explicaos!”. Éomer identifica a los miembros de investigación de la Tierra Media: Aragorn es el indio Arapahoe de los westerns, que escucha los ruidos a kilómetros a distancia con la oreja pegada a los raíles del ferrocarril, Legolas es pluriempleado como analista de sangre y hombre del tiempo, y Gimli el especialista en distancias cortas.

Punto y aparte. Un detalle. Aragorn se presenta a los jinetes de Rohan como hijo de Arathorn y Gilraen, a Gimli es hijo de Glóin y a Legolas como hijo de los bosques. ¿?. ¿Acaso Legolas no tiene familia?.

Sí, en la novela de Tolkien es hijo de Thranduil.

El punto de salvado es el palo pinchado con la cabeza del orco sacando la lengua. El montón de cadáveres destripados, desmembrados y humeantes de Uruk-hai es la pista para los tres agentes que quedan de La Comunidad del Anillo.

Rescatar a Merry y Pippin de las hordas pestilentes.

A Aragorn se le enciende la bombilla. Chispazo Dunédain del Norte. Brota la inspiración. Primera prueba. Observa unos surcos “un hobbit yació aquí…”. Segunda. Sigue el rastro de las pisadas “…y otro aquí”, La tercera va al siguiente indicio “gatearon”.

Levantan el culo del suelo para cuarta y quinta. Revivimos la huida de los medianos “estaban maniatados” y encuentran las cuerdas “cortaron las ataduras”.

Basándose en sus conjeturas reconstruyen los hechos “corrieron por aquí”, suponen “que los persiguieron” y llegan al límite o barrera “Las huellas se alejan de la batalla… hacia el bosque Fangorn”.

Acerca de JrdGarz

De todo un poco.
Esta entrada fue publicada en Grandes machadas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s