Grandes machadas del cine de acción. Piratas del Caribe: En el fin del mundo.

Gran machada: “Y lo he hecho sin probar ni sola una gota de ron”.

Ha regresado del mundo de Davy Jones. Ha sobrevivido al balancear el barco, virando del atardecer al amanecer, como quien mece una cuna. Ha aceptado la locura consciente de su cerebro. Obviando las aventuras y peripecias de las dos anteriores entregas, en las cuales ya saltó en innumerables ocasiones de barco a barco sin pestañear. Ahí estaría como una cuba.

Enredos en el mar. Triquiñuelas, juego sucio, pactos, intereses y negocios. Las tramas van entremezclándose rápidamente. Complicando las relaciones. Bajezas, egoísmos, vilezas y piratería. Lo peor de los océanos. Jack Sparrow es claro a su manera.

Will Turner ha hecho un trato con el Capitán Sao Feng, que a la vez ha acordado un plan con Lord Cutler Beckett, para apoderarse de la Perla Negra y liberar a su padre. La carga pesada. La culpabilidad. La Asamblea de Hermanos – Piratas.

En el HMS Endeavour, Jack Sparrow negocia con Beckett, el peluca blanca. Buscando el corazón de Davy Jones, la deuda pendiente y la brújula que señala aquello que uno quiere, que desea. El trato alternativo. Información de la recompensa y el enclave donde van a reunirse los nueve piratas, quiénes son los señores de la piratería y cuáles son las funciones de los 9 reales de 8. A la Cala de los Naufragios. Tareas, más tareas. Matarle. Matar al Capitán Jack Sparrow.

La compañía ordena y manda a los piratas con la intención de hacer desaparecer el mundo de la magia y elementos externos como la piratería. Sin embargo, la gran baza, el as de la manga es Calipso. Todos quieren a la chica. Trato hecho.

Ha comenzado la guerra. Mientras los unos matan a los otros y los otros matan a los unos; Jack Sparrow sale del barco como quien va de cacería o sale a dar un paseo por El Retiro. A su aire Más pancho que ancho. Agarra el cabo que ha lanzado, prende fuego a la mecha, el cañón dispara la bala y el muñeco del soldado. La física (inercia) hace el resto. It’s not complicated. Facilísimo. “¿Cuándo estaremos listos para iniciar la persecución?”, saben que Jack ha quebrado el mástil mayor del barco. Asumen el retraso. Imprevisible. Nunca saben por donde va a salir. Él vuela por los cielos, cogido de la cuerda. El cañón retrocede. El proyectil rompe la baranda a pocos centímetros del jefe. Y Jack Sparrow consigue pasar de un barco a otro sin rasguños ni priva. Posturita y pose. “¿Creéis que lo tiene todo planeado o va improvisando sobre la marcha?”. Boquiabiertos amigos, enemigos y traidores.

Acerca de JrdGarz

De todo un poco.
Esta entrada fue publicada en Grandes machadas y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s