Grandes machadas del cine de acción: Al borde del abismo.

Gran machada: “No, soy del Bronx”.

New York City toma relevancia mayúscula como ciudad en el celuloide porque aparte de ser americana, casi todas las historias y vidas pasan allí; en esencia intrínseca parece un país envuelto en costumbres, tradiciones, diferencias y tópicos sociales y culturales. No por extensión y dimensiones, que también podría serlo, sino por temas administrativos, burocráticos, gubernamentales y de registro dividiéndola en barrios, condados, distritos, boroughs o yo que sé.

Los numerosos barrios de cada uno de los 5 boroughs neoyorkinos (Bronx, Manhattan, Staten Island, Queens y Brooklyn) son universos independientes dentro de la gran urbe con particularidades exclusivas como los acentos y dialectos en un mismo país, las diferentes religiones como etnias hay en África, la multiculturalidad de clases o las rivalidades entre países.

Hacen que una ciudad sea un continente.

El pique insano y las riñas estúpidas por los tópicos establecidos regionales, autonómicos y estatales aparecen imprevisiblemente en la conversación forzosa que mantienen Joey Cassidy (Jamie Bell) y el policía corrupto Dante Marcus (Titus Welliver).

Le está poniendo tibia la oreja, calentita a base de puñetazos. Chorreando sangre. La cara ya la tiene manchada de rojo.

Sin embargo, como no ha perdido el conocimiento ni está despatarrado con los sesos incrustados en el suelo, le entra la duda de si pega así porque es una nenaza de New Jersey; mientras tanto el hermano Nick Cassidy (Sam Worthington) se debate entre la vida y la muerte, se tira o no se tira desde el Hotel Roosevelt. Ofrece espectáculo al circo popular de abajo. Salta de cornisa en cornisa, de ventana en ventana. Ha urdido un plan rebuscado, casi perfecto, simulando su suicidio, creando la distracción y dejando el robo en manos del hermano y la novia choni.

Ambos dialogan distendidamente de sangre, de mocos y de como acabará eso. Dale que dale. Tú como uno de los malos de la película, no vas a terminar muy bien. Si fueras el bueno, lo sabrías como todos. Avergonzándolo delante de su chica Angie (Genesis Rodríguez) Remata dejando claro que es del chungo Bronx. Golpe final.

Acerca de JrdGarz

De todo un poco.
Esta entrada fue publicada en Grandes machadas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s