Grandes machadas del cine de acción: Max Payne.

Gran machada: “Es increíble tanta nieve, que al final ha quedado un día precioso. ¿Quieres que confiese primero?”.

Y se ríe. Soporífera.

El malo que se huele a leguas el percal en la azotea, en el helipuerto del rascacielos. Ahí muere como si no muriese. Tan falso, tan de postín. En esa oscuridad tenue o en esa luz oscura de los planos, no se aprecia en su esplendor la muerte. Un disparo y punto.

BB Hensley recibe a Max Payne a balazos. Llevaba esperando un rato largo. Llevaba esperando muchas horas a que alguien abra la puerta. Sopla la ventisca de la helada y nadie viene a rescatarle, en su búsqueda; ya no le quedan a amigos que acepten sus llamadas. Estaba harto de aburrimiento.

Lo mismo da quien cruce la puerta, sea Max Payne o no sea Max Payne. Él es de gatillo fácil. Es escuchar el ruido al accionar el pomo y vaciar el cargador en el cuerpo del héroe. ¿Cuatro balas?. ¿Veinte?. He perdido la cuenta. ¡Qué casualidad!. Max Payne es el nombre del hombre. Cualquiera esperaría matar a la persona deseada. Éste, Max Payne, no se muere. Está hecho de otra pasta. El malo malísimo, un panoli insufrible, es también un pobre iluso. El tío peñazo sigue andando y es el turno de respuesta.

A la hora de morir, aparte de revivir los momentos más importantes de la vida de cada uno, es norma adentrarte en pensamientos profundos de la insustancialidad del momento. El fin asoma por la puerta. Es decir, fijarte en los elementos o cosas que hay a tú alrededor: mariposas volando, los rayos del sol, la nieve o la cagarruta de perro que acabas de pisar.

El hedor va contigo.

Sólo una basta. La única bala está reservada para el facineroso. La violencia, la redención, los motivos de la conducta, la psicología o el chivatazo sobran absolutamente en el recorrido del bien y el mal. Aquí importa la venganza y el repiqueo de la munición cayendo al suelo.  ¿Cómo si en algún instante en la película dieran explicaciones a la historia?.

Acerca de JrdGarz

De todo un poco.
Esta entrada fue publicada en Grandes machadas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s