Grandes machadas del cine de acción: Arma letal.

Gran machada: “Lo siento, amigo. Se acabó. Ya no quedan héroes en el mundo”.

Se veía venir a leguas. Sólo faltó que Mel Gibson llamará a la puerta y dijera: ¡ya está aquí, el héroe!. Una luz celestial, música épica y a pecho descubierto. El método destroyer ya lo sirve por cuenta, va incluido en el menú Riggs. ¿A quién se le ocurre provocar al guardián del Averno?. Si eres el malo, tú sino es la derrota frente a los buenos. Nunca sobrestimes al rival.

Los malos tienen la situación de cara. Pueden salirse con la suya. No obstante, como los malos son unos bocazas, el jefazo tiene que hablar. Hay que cagarla. De paso, hacer de Nostradamus para gafarlo.

Es algo personal. Secuestraron a la hija de Murtaugh (Danny Glover). Han chupado rueda. Les han disparado. Tenían un plan para atraparlos y se lo han echado por tierra. Ni la rescataron en el desierto, sino que cayeron los dos polis.

Uno está colgado, dándose un baño de agua fría, con hora a la sesión de electroshock. Al otro, le torturan tirándole sal en las heridas ensangrentadas. Hígados y riñones bañados en sangre. Carne chamuscada. Vociferando sucesión de improperios. Mentando madres, familias y bichos. Además, sacan a pasear la vena sensible, mostrándole la llorera de su hija.

Roger Murtaugh ruega que no toque a su ojito derecho. Media súplica, medio amenaza.

Los secuaces aparecen uno detrás de otro al grito del supertacañon “matad, a ese hijo de puta”. Puerta reventada. Embiste a uno y lo tira al suelo. Al siguiente, le esquiva el golpe. Parte cuello. Con el tercero, puñetazo, le coge el arma y remata al primero que se estaba levantando. Las balas que quedan son para acabar con el dueño de la pistola.

Riggs que tiene ganas de más. “¿Quién coño es el siguiente?”. “McAllister, ¿a quién le toca?”. Exhausto. Ido completamente. Viendo sacos de patatas por triplicado. Ha perdido la cuenta ni sabe quién es de los suyos o de los “cerdos”.

En la huida, como quien no quiere la cosa, un despitado asoma desde la nada para aumentar el número de muertos. Aunque no sea al que buscan. ¿Es?. ¿No es él?. A quién le importa una bala menos.

Acerca de JrdGarz

De todo un poco.
Esta entrada fue publicada en Grandes machadas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s