Grandes machadas del cine de acción: Arma letal 2.

Gran machada: “No os molestéis en llamar a la policía, ya estoy aquí”.

Se mea en casa ajena para zanjar el trato amenaza “Recoges tus cosas y te largas de mi país. No te haré nada. Te dejaré en paz. Pero si sigues por aquí, te voy a dar por el culo. Te mandaré a tu casa con las pelotas en una cajita”.  

Los alemanes, los japoneses y la radio, los holandeses, los sudafricanos o los diablos de dónde sean han ido a por ellos. Han entrado en su casa y le han puesto una bomba en el trono sagrado de las cagaderas de Roger Murtaugh. Tal deshonor no puede quedar impune. Él y Martin Riggs con la colaboración inestimable de Leo Getz (Joe Pesci) se plantan en la embajada del malo Arjen, Adolf o cómo cojones se llame.

Han ido a montar follón con la bronca de Sudáfrica libre. “Un hombre, un voto”. Oportunidad perfecta para que Riggs aproveche sin ser visto por el hall del edificio. Se cuela en la fiesta de la raza pura de los amos. Escondiéndose, como un niño pequeño de sus padres, detrás de la puerta del despacho. Tapándose la cara como un bobalicón o dejando en ridículo a los panolis subalternos. ¡Sorpresa!. Mostrando que los secuaces del gran jefe no son tan temibles como nos los quieren pintar.

La gran machada es innecesaria. Sobra. Riggs lo sabe, los malos lo saben, tú lo sabes, todos los sabemos y las conjugaciones verbales también. Por esa razón, la suelta desganado, cómo si le importase a alguien de los que están en la sala de la pecera, porque en verdad, estamos esperando la mandaca, la salsa de las películas de acción: hostias vivas.

Los peces caen seguro.

Igual que en la primera parte avisaban del advenimiento del héroe salvador; en esta segunda la evidencia abruma al profesional. El héroe es un simple hombre y el hombre trabaja como agente de la ley. Reclamaban. Pedían ayuda.  El policía llega antes de tiempo sin problemas a la vista y sin requerimiento. Nadie chillando ‘¡socorro!’ ni un gato montado en el árbol. Está ahí, en el momento justo y el lugar indicado, por iniciativa y voluntad propia con ganas de liarla buena.

Acerca de JrdGarz

De todo un poco.
Esta entrada fue publicada en Grandes machadas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s