Grandes machadas del cine de acción: Speed Racer.

Gran machada: “Sí, eso es. Cambiamos vuestro plan, que cambió nuestro plan, para cambiar vuestro plan. ¿No, jefe?”.

De todos los personajes principales, secundarios; quien la suelta es un extra, el ayudante de uno de los capos mafiosos de medio pelo, que está a las órdenes del más malo. Los demás lo intentan.

En esta visión futurística de las carreras de coches. Parte anime, parte adaptación, parte versión o cómputo completo del popurrí con confeti. Entrelazando artes marciales, pressing catch, grotescos, horteras alocados, monetes, mocosos y bufones sin chispa de la vida que están inmersos dentro de un mundo colorido y frenético. El fin es la hipérbole maximizada en un trabalenguas.

Los tontos tienen protagonismo. Esos personajes que se ocupan de aligerar el peso de la trama con la comicidad. Destacan por encima del resto con tanto majara. Los que no pintan nada poseen su minuto de gloria para hacer el ridículo y llevarse la gran machada, porque los otros se pierden en palabrería. Mantienen conversaciones para besugos.

Cuando dos personas hablan por hablar en una charla que no conduce a nada. Blandiendo pullas y repartiendo réplicas. Si yo esto, que si tú aquello, que si a mí me da igual. Por mucha mala baba que traigan, el bobalicón es el rey de la escena. El que se hace el graciosillo.

Camorras de pucheros. Te las digo y te las comes.

El remate a tanto sí sí, no no, es el trabalenguas del desconocido. Enredar la mortaja. Acaso sabemos de qué están hablando y vamos a desgranar frase a frase.

El jefe y el enemigo van a lo suyo. Cada cual defendiendo sus intereses de maldades y de bonhomía. Entonces el subalterno, juglar de patillacas, interrumpe porque es un pesado de un par de narices.

¿Éste de dónde sale?. ¿Quién te ha llamado?. Están dialogando los mayores. La salida de tono demuestra que el jefe es un pintamonas porque no controla al personal.

Si la situación es descabellada, los antecedentes e implicados no ayudan, y quien da la puntilla es un elemento vacuo que roba plano, no hay mejor manera que acabar el trabajo con una pelea multitudinaria. Es lo suyo. Para romper el hielo.

El honor no puede mancillarse.

Acerca de JrdGarz

De todo un poco.
Esta entrada fue publicada en Grandes machadas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s