Grandes machadas del cine de acción: Mátalos suavemente.

Gran machada: “Amigo mío. Jefferson es un santo norteamericano. Escribió la frase: “Todos los hombres fueron creados iguales”, que él no se creía. Pues permitió que sus hijos vivieran como esclavos. Era un esnob harto de pagar impuestos a los británicos. Sí. Escribió unas bellas palabras y agitó a la plebe que luchó y murió por ellas. Mientras él se recostaba, se bebía su vino y se follaba a su esclava. Éste tío quiere que creamos que vivimos en una comunidad. No me hagas reír. Yo vivo en América. Y en América estás solo. América no es un país. Sólo es un negocio. Así que paga, hijo de puta”.

 

Han matado a Frankie, Russell y Johnny ‘El Rata’ Amato. Han puesto el punto y final al trabajito.

Están cerrando los flecos en un bar. Hablan de política, deportes, mujeres y trabajo. Brad Pitt se marca su discurso trascendente de garitos de mala muerte, al fin y al cabo, escuchamos chapas políticas en radio y televisión durante toda la película.

Se mea en la constitución, en la quinta enmienda y en el sueño americano. Después se limpia las gotas con esos papelajos y se pasa por la piedra, rollo striper de barra, a los Padres Fundadores de Estados Unidos.

Como es el tipo que corta el bacalao por muchas órdenes que vengan de arriba, ambos mantienen una conversación respecto al finiquito. “Este negocio se basa en las relaciones”. Jackie (Brad Pitt) vuelve del servicio. Ha contado 30.000 dólares. A 10.000 por cabeza. Le prometió 15.000 al putero y borracho de Mickey. Las cuentas no cuadran. Dillon, Dillon, Dillon. Suena ese nombre. Nunca vemos su cara. También está muerto.

Ven a Barack Obama por televisión, soltando su mensaje calcado de Thomas Jefferson “…que entre muchos somos uno”, el hombre de gafas hace alusión a él para chinchar a Brad Pitt. “Va por ti” con dedicatoria personal “Eres un cabrón muy cínico”.

La gran machada va de menos a más. Orquestándose a buen ritmo. Frase a frase. Calentándose a fuego lento hasta la enajenación. Tocando tema personal. Money, money. Only money. Soliloquio acerca de la crisis, los recortes y la realidad democrática, que tu cabeza bloquea automáticamente. Lo que es un vendeburras.

La mamarrachada histórica es una vacilada. Verborrea facilona con anécdotas de folleteos, esclavos y morbo con criada sexy. Me la suda, pero mira qué sabe.

Culmina con el estallido apoteósico, el insulto te recupera, cagándose en tus muertos.

Acerca de JrdGarz

De todo un poco.
Esta entrada fue publicada en Grandes machadas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s