Grandes machadas del cine de acción: Take Shelter.

Gran machada: “Joder!. ¡Aquí no, joder!. Me cago en la hostia. ¿Creéis que estoy loco?. ¡¿Eh?!. ¿Eso os ha dicho?. Bien. ¡Escuchadme!. Se está acercando una tormenta. Una como nunca habéis visto, y ninguno de vosotros está… preparado para eso. ¿Cree que estoy loco?. ¡Eh!. Te estoy hablando Russell. ¡Eh!. ¡Lewis!. ¿Soy un ladrón?. Dormid bien esta noche, porque como se haga realidad, no va a quedar nada”.

El apocalipsis se aproxima. Cielo negro, lluvia ácida, tifones y tornados, bandada de pájaros kamikazes, tormentas de rayos, diluvios universales, granizadas de pedruscos, tsunamis…. Hay que estar preparado para el fin del mundo, afrontando la situación en un bunker, con máscaras antigás y víveres. Con mucha tranquilidad y sosiego el desastre natural, que somos indies.

La parrafada de enajenación mental es de un hombre corriente, que pasa a tener su día de furia particular como hombre rabioso, a profeta del Mesías.

Va por fases la cena del Club. Empieza fuera de sí, entre temeroso y avergonzado por haber montado el numerito  con carne rebozada y patatas fritas. Mesa volcada a lo Hulk y camorra de tugurios con patada en la rodilla a lo Jason Bourne. Entonces, saca la voz de ultratumba, de las profundidades de los mondongos, para señalar al infinito la cúspide de la gran machada “Se está acercando una tormenta… preparado para eso”.

Aminora la marcha. Viendo que es un chalao’ parecido a los tarotistas o a los religiosos enfermizos. Nota la desmesura, que está asustando el personal. Si queda en evidencia o no, los vecinos palurdos de la comunidad le señalaran por la calle con el dedo, como el loco del pueblo. Busca la implicación acusadora de Russell y Lewis. Unos, a los que les ha tocado el premio gordo. ¡Pobre Lewis y la embarazada de su mujer!.

Y para no quedar peor que el mohoso, de perdidos al río con todo el equipo, sentencia la más grande con una amenaza de muerte a todos por no hacerle caso. ¡Os jodéis!, yo estaré como un cencerro, pero vosotros vais a morir de gordo.

Lo último que reluce es el consuelo de su señora esposa.

Acerca de JrdGarz

De todo un poco.
Esta entrada fue publicada en Grandes machadas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s